Archivo mensual: mayo 2011

Festival de Teatro de Segóbriga

Hace prácticamente un mes que el Festival de Teatro Clásico de Segóbriga terminó, pero no había tenido tiempo para comentar sobre él.

Dicho festival se celebra todos los años en el yacimiento arqueológico de Segóbriga (Cuenca), y en él participan tanto grupos de teatro profesionales como formados por estudiantes. He ido ya en varias ocasiones y la verdad es que siempre he salido contenta de allí. Quizá no sea objetiva porque siempre me hace ilusión ver una obra de teatro grecolatina representada en su lugar original, pero lo cierto es que suelen hacerlo bastante bien.

Yacimiento arqueológico

Segóbriga se sitúa sobre un cerro, por lo que, para adecuarse a una ciudad romana, hubo que recurrir a explanaciones y aterrazamientos.

La población se rodeó de la muralla, símbolo de su nuevo estatus de municipium. Para hacerla más impresionante se alzaron tres puertas monumentales que se abrieron en la muralla: la puerta norte, otra al oriente, flanqueada por una gran torre octogonal y, una tercera, al occidente. A ambos lados de la vía de entrada por la puerta principal se construyó un teatro y un anfiteatro, destinados a las grandes fiestas y actos colectivos.

La puerta norte daba a una calle principal norte-sur o cardo maximus que constituía el eje de la ciudad y de la que salían las calles transversales en sentido este- oeste o decumani. Nada más atravesar la puerta principal de entrada a la ciudad se construyó el foro, formado por una gran plaza enlosada y rodeada de pórticos y de los monumentos urbanos más significativos, como la curia y la basílica.

Frente al foro, al otro lado de la calle principal norte-sur, se alzaba el templo dedicado al culto imperial. Tras este templo, la manzana siguiente la ocuparon unas grandes termas monumentales. La parte más alta debió ser la acrópolis o ciudadela de la ciudad. Pero, además, una parte del solar de la ciudad estaría cruzada de calles con casas y tiendas o tabernae.

El Anfiteatro

Construido frente al Teatro, ambos flanqueaban la entrada a la ciudad; es de forma elíptica irregular y sus 75 metros de largo lo hacen el mayor monumento de Segóbriga, con capacidad para unos 5.500 espectadores.

La arena está separada del graderío por un alto podium para mayor seguridad. Un pasillo cubierto unía las puertas y enlazaba las habitaciones para las fieras destinadas a espectáculos.

El Teatro

Uno de los monumentos más sobresalientes de Segobriga es el Teatro, uno de los más pequeños pero de los mejor conservados de toda Hispania, al menos en su graderío.

El Teatro, junto al Anfiteatro, estaban dispuestos a ambos lados de la vía de entrada que subía hacia la Puerta Principal de la ciudad. Para su construcción se aprovechó con toda intención la pendiente de la colina, ya que permitía un gran ahorro de esfuerzo constructivo, pero el graderío se completaría con sillares extraídos de las canteras abiertas al Sur de la ciudad, al otro lado del río Gigüela.

La construcción de este pequeño teatro romano se debió iniciar en época de Tiberio, se levantó en tiempos de Claudio o Nerón y se inauguró en tiempos de Tito y Vespasiano, hacia el 79 d.C., conforme indicaba una gran inscripción monumental cuyos restos han aparecido entre las ruinas.

El graderío o cavea está muy bien conservado. Estaba dividido en cunei o sectores por medio de escaleras y en tres partes de altura diversa que quedaban separadas por corredores horizontales y baltei o muretes, ya que estaban destinadas a los espectadores según la clase social a la que pertenecieran, quedando las amplias gradas de la parte inferior para los asientos reservados a las autoridades y personajes destacados.

La ima (baja) y media cavea se conservan perfectamente, mientras que falta la summa cavea, que se apoyaría en la muralla tras elevarse sobre un corredor abovedado bajo el que corría la calle que unía las dos puertas de la ciudad. Encima de esta compleja y original estructura pudo quedar el summum moenianum, a modo de púlpito que presidiera todo el monumento y que enlazaba con un edificio monumental construido ya al interior de la ciudad.

La parte inferior conserva una orchestra casi semicircular rodeada de tres escalones para los asientos de las autoridades. Frente a ella se alza el proscaenium o tablado, que era de madera sostenido sobre pilares de piedra. Su pequeña fachada o borde estaba decorado con semicolumnas esculpidas y pintadas y ofrecía a los lados dos pequeñas escaleras para acceder a la orchestra.

Tras el tablado se alzaba una monumental frons scaena, fachada monumental que servía de tornavoz y que estaba decorada con columnas y bellas esculturas de las musas del teatro y de togados y personajes de la familia imperial, presididas por la diosa Roma, por lo que constituía todo un programa de propaganda política de la familia imperial.

Detrás de la escena monumental, un gran corredor servía para vestirse los actores y para resguardarse del mal tiempo. Pero en el centro, en el eje del edificio y con claro sentido ideológico, se construyó un aula de forma ligeramente trapezoidal dedicada al Culto Imperial, al exterior de la cual, hacia el este, se levantó un altar, cuyo basamento todavía se conserva. Estos elementos confirman el carácter no sólo lúdico, sino también político y religioso que tenía el edificio del teatro en la antigua Roma, pues estaba destinado a las grandes fiestas y solemnidades colectivas, en especial a las relacionadas con el culto imperial.

Fuente: Web del Patrimonio Histórico de Castilla la Mancha

Fotos: mías propias.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Curiosidades, Festival de Teatro, Filología Clásica, Historia, Imperio Romano, Roma, Teatro

Luciano de Samósata

Esta nueva entrada no es casual, pues hoy ha tenido lugar un hecho importante en mi vida. Una profesora mía, Mª Eugenia Rodríguez Blanco, me ofreció hace unos meses que asistiera a su clase de Literatura Griega de 3º de Filología Clásica, pero no como oyente, sino como su “ayudante” para hablar de Luciano. La asignatura la cursé el pasado año, y ese autor en concreto me llamó bastante la atención; tanto que me dediqué a leerle, a informarme sobre él y su obra, y lo que es más importante para mí, a entenderle desde el punto de vista de un estudioso de la literatura clásica. Pasado el tiempo se lo comenté a mi profesora, y por eso ella pensó en mí cuando planificó el programa de la asignatura de este curso.

Así que, aunque reconozco que al principio dije que no, me lo replantee porque este tipo de oportunidades no se presentan muchas veces en la vida, y la verdad es que también quería probarme a mí misma, y ver cómo me desenvolvía en este tipo de situaciones. A pesar de tener un nivel de nervios desconocido hasta entonces en mi cuerpo, creo que la clase ha ido bien, que he salido al paso y que he conseguido que la curiosidad por Luciano les pique también a mis compañeros, como en su día me picó a mí.

Luciano de Samósata satiriza y parodia todo cuanto hay en el mundo, y lo que no también, se ríe incluso de sí mismo, y se recrea escribiendo mentiras. En sus “Relatos Verídicos” hace una crítica abierta, clara y diáfana de todos los relatos de viajes escritos hasta entonces, y amparándose en una gran racionalidad, intenta que la gente se dé cuenta de que todas esas fantasías son inciertas. Haciendo gala de su gran intelectualidad y mostrándose incluso vanidoso, su obra está plagada de referencias literarias, históricas y mitológicas que sólo los lectores cultos podrían llegar a entender, y a su vez las mezcla de forma extraordinaria en su libro de viajes demostrando así que cualquiera puede escribir un relato de ficción sin ninguna base real.

Luciano es el autor de la primera historia de ciencia ficción, del primer viaje a la Luna de la historia, de un viaje al centro de la Tierra, y el primero al que se le ocurrió que se podía vivir dentro de una ballena, tópico reconocido por todos en la historia de Pinocho, de Jonás, etc.  Reconoce Luciano que son mentiras nada más empezar su obra, pero nunca se imaginó que el hombre fuera capaz de llegar a la luna, de volar como hacía él por el aire en su barco hasta encontrar la ciudad de Aristófanes en los “Pájaros”, y de muchas otras cosas más.

La maestría con la que compone su relato es espectacular, las peripecias narradas increibles, la manera en que se ríe de todo lo que encuentra a su paso sorprende por la espontaneidad y la naturalidad, y el final es auténtico, es genial, es absolutamente la esencia de Luciano.

Invito gustosamente a que leáis a Luciano porque merece la pena, y porque se sale de los moldes a los que estamos acostumbrados. Os hará reír y os provocará auténticas carcajadas de placer. Seguro.

Aprovecho para agradecer a mis compañeros la atención que me han prestado durante la clase de hoy, las palabras de ánimo que me han dedicado luego, y espero que les haya gustado. Gracias, clásicos.

10 comentarios

Archivado bajo Autores, Filología Clásica, Grecia, Historia, Imperio Romano, Personal, Textos

El Método Polis, de Christophe Rico, en la UAM

Ayer tuve la suerte de poder asistir a la conferencia que Christophe Rico, del Instituto Polis de Jerusalén de Lenguas y Humanidades, impartió en la UAM sobre su método de enseñanza del griego antiguo como una lengua viva, similar a otros métodos como el por todos conocido LINGVA LATINA PER SE ILLVSTRATA de Hans Orberg.

Tengo que decir que me encantó Christophe, es un hombre muy simpático y no sé si es un gran orador, pero desde luego que sabe cómo enganchar a su público. El método también me pareció bueno, ya que es un método que obliga  a los estudiantes a interactuar con otros y siempre en griego antiguo, de forma que los alumnos se familiaricen con el orden de palabras y usen la lengua desde un primer momento.

Hay una primera edición en español, pero para el año que viene está previsto que salga la segunda edición, más amplia (hasta unas 20 unidades), con un CD con canciones, y próximamente también estarán disponibles unos vídeos con las primeras clases de lo que se llama Total Physical Response o Acción y Reacción.

Para el latín el Instituto Polis también tiene un método, que en lugar de llamarse Polis se llama Forum, y asimismo para el hebreo y el árabe dialectal.

Tras exponernos su método, se dio paso al turno de preguntas y se explicaron varios puntos interesantes. El método en sí está basado en el griego koiné del siglo I d. C., e intenta adaptar ese léxico al mundo actual pero sin dejarlo de lado. Evidentemente, hay problemas a la hora de expresar conceptos actuales como pueden ser el tren, el avión o el teléfono. Respetando la lengua y las normas gramaticales, se intenta dañar lo mínimo posible la koiné, y mediante los procedimientos de composición y el orden de palabras, se crean esos vocablos necesarios hoy. Un ejemplo es el del avión, para el cual hay una palabra griega: ἀεροπλοῖον, que sirve para tal fin y respeta el griego antiguo. El mundo que refleja el método Polis es el mundo actual, pero introduciendo las mínimas palabras modernas posibles.

El orden de palabras que se usa es el canónico del siglo I d. C., es decir: sujeto – atributo – el verbo ser, en las frases afirmativas cuando el verbo está en presente, y si está en pasado y es un verbo de estado: el verbo ser – sujeto – atributo. Las alteraciones de este orden son por motivos de estilo únicamente.

Entre los problemas que plantea el método Polis, está el de la pronunciación y que no disponemos de competencia nativa de esta lengua. Sobre esto último, Christophe dijo que habría que usar su método para formar tanto al profesorado como al alumno, y que si se usa con frecuencia, llegará a haber un profesorado formado y capacitado que sirva como competencia nativa. Lo que más funciona son los cursos intensivos que se imparten en verano, que también están destinados a los profesores (este año se imparte del 4 de julio al 29 del mismo mes en Roma). Una vez que se empieza a “chapurrear”, se puede empezar a enseñar el método. Se habla la koiné con sus concordancias, realizando los giros del lenguaje, sin usar léxicos o diccionario porque no sirven palabras sueltas sino encuadradas en su contexto.

Sobre la pronunciación, lo único que se atrevió a establecer como norma es la no utilización del griego moderno para leer koiné. Es cierto que los diptongos no se pronuncian en el siglo I, pero aunque la diferencia era mínima, sería añadir una dificultad más al idioma porque a la hora de enfrentarse a un texto literario no se distinguirían los fonemas.

Otro problema es que parece un método lento para entender los  textos literarios con los que se trabaja en Filología Clásica. Y es cierto, pero también lo es que es un método más seguro. Para leer y entender la literatura de Plutarco se necesitan una razón de 4 horas por semana durante 3 años, aunque en el segundo ya se entienden textos narrativos fáciles y sencillos.

A pesar de hablar un griego (o un latín) muy coloquial e incluso “macarrónico” que no es ni mucho menos el griego de Isócrates (ni el latín de Cicerón), como el objetivo no es hablar con él sino entenderle, el método ayuda a no tener que estar pegado a un diccionario y poder enfrentarse a los textos de una forma diferente.

A su vez, Christophe reconoce que el método no está recomendado para que una persona lo use de forma autodidacta, porque no sería posible, y también admite que no es necesario que el profesor que lo utilice hable únicamente en griego antiguo (única lengua en que está escrita el libro).

Por último nos hizo partícipes de su experiencia en el Instituto Polis con alumnos que sólo aprenden o han aprendido griego con este método y con alumnos que lo hacen o lo han hecho junto con el método tradicional que ya han cursado uno o incluso dos años de griego. Éstos intentan empezar en el nivel 2, pero al final acaban retrocediendo al 1 porque a pesar de saber más gramática o morfología, no tienen el mismo vocabulario y mucho menos saben utilizarlo en la lengua coloquial.

Se puede utilizar como complemento del método tradicional y el resultado sería muy bueno, ya que los alumnos entrarían más fácilmente en los textos del griego koiné y no dependerían de un diccionario continuamente. Al cabo de dos años, se llega a leer un texto narrativo sencillo y para Plutarco se necesitarían los 3 años completos. La base del vocabulario es la gran ventaja que aporta el método Polis frente al método tradicional, aunque la sintaxis no se comprenda del todo, ya que se entiende el sentido general.

La conferencia surgió debido a que el profesor Rico va a estar en las VII Jornadas de Culturaclásica.com el sábado 7 de mayo, a las 9’30 horas, e impartirá la charla titulada: “El método Polis Koiné: aprender griego antiguo como una lengua viva”.

Ya me contarán los que vayan a las Jornadas qué les ha parecido.

4 comentarios

Archivado bajo Curiosidades, Descubrimientos, Estrenos, Filología Clásica, Grecia, Grecia Moderna, Jornadas de Cultura Clásica, Personal, Textos

VII Jornadas de Culturaclasica.com

Sí, por fin ha llegado. Este fin de semana, el del 6 al 8 de mayo, se celebran en Mérida las VII Jornadas de Culturaclasica.com.

Organizadas por la Asociación CulturaClásica.com y el Centro de Profesores y Recursos de Mérida, las VII Jornadas cuentan con el patrocinio de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura y el Excmo. Ayuntamiento de Mérida, así como con la colaboración del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida y del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida y con la participación de Culturaclasica.net y de Chironweb.org

Las Jornadas están dirigidas tanto a profesores y estudiantes de Lenguas Clásicas y de Ciencias Sociales, como a los de las áreas de Filosofía, Lengua Española y Lenguas Modernas. La inscripción es gratuita y estaba abierta a todas las personas interesadas en el conocimiento del mundo grecorromano y en el estudio de las lenguas clásicas. El plazo de inscripción online cerró el pasado viernes 29 de abril, pero aún se admiten peticiones vía e-mail en la siguiente dirección de correo electrónico: jornadas.culturaclasica@gmail.com

El Centro de Profesores de Mérida, dependiente de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura, expedirá un certificado de asistencia de 20 hs. al profesorado que trabaje en centros públicos o concertados.

Si queréis consultar el listado de asistentes también pueden hacerlo aquí.

Además, el pasado jueves en Europapress.es se hacían eco de la importancia que estas jornadas tienen en el mundo clásico. Unos 250 profesores y expertos del mundo grecolatino participarán en ellas, y seguro que tendrán el mismo éxito que en pasadas ocasiones.

Por último, y aunque el plazo cierra mañana, el sábado 7 de mayo tendrá lugar el tradicional CONVIVIVM APVD SODALES. Es  para los asistentes a las jornadas y voluntario. El lugar elegido para la cena es el restaurante del Hotel Mérida Palace, en la céntrica Plaza de España. El precio es de 35 euros y el menú se puede consultar en el anterior enlace. El máximo que admite el restaurante son 250 comensales, y por suerte o por desgracia no podrán asistir todos los inscritos porque, de momento, se ha batido el récord con 261 personas.

Me quedo con las ganas de ir este año, pero espero estar presente el próximo año para verlo y participar. A la espera de noticias de Emérita la semana que viene, les deseo muchísima suerte y espero que me cuenten absolutamente todo lo que allí tenga lugar.

2 comentarios

Archivado bajo Curiosidades, Emérita Augusta, Filología Clásica, Imperio Romano, Jornadas de Cultura Clásica, Personal, Roma