Acrópolis: Atenea y más

Fuente: elpais.com

A la exposición en torno al Partenón se suman nuevas reproducciones de otros santuarios

El Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao, dependiente de la Diputación Foral de Bizkaia y del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Bilbao, ha presentado la exposición Acrópolis: Atenea y más que complementa la exposición Partenón. La morada de Atenea de la Sala Ondare.

Aunque la Acrópolis de Atenas suele relacionarse casi exclusivamente con la figura de la diosa Atenea y el Partenón, la roca que dominaba la ciudad era el centro religioso de la misma y reunía santuarios diversos. De ahí que el título destaque que la Acrópolis era más que Atenea y también más que el Partenón. Zeus, Poseidón, Hefesto, Butes, Cécrope, Erecteo o Pandroso son algunos de estas divinidades y héroes míticos, que junto a Atenea en sus cuatro formas (Polias, Promacos, Partenos y Niké, y Artemis), contaban con importantes santuarios y famosísimas esculturas en la cima de la Acrópolis.

Cada una de estas divinidades representaba para el ateniense una parte de su historia y de su herencia. La participación en sus rituales y celebraciones reflejaba su pertenencia a la polis y la vida religiosa determinaba buena parte del calendario cívico.

Entre todos los templos de la Acrópolis, sólo el Erecteion puede compararse con el Partenón, especialmente desde el punto de vista religioso. Además de ser una joya arquitectónica, en este santuario se conservaba la imagen de culto más antigua de la diosa Atenea y se custodiaban los más sagrados objetos de culto de Atenas.

En el lado sur del Erecteion se alza un porche, conocido como Pórtico de las Cariátides o de las Doncellas que sirven de soportes al entablamento. Se desconoce la función exacta del mismo aunque se suele relacionar con aspectos funerarios o de tránsito en determinados rituales.

El Erecteion y el templo de Atenea Niké eran los dos santuarios en los que se veneraba a la diosa en la Acrópolis clásica, puesto que en ellos se conservaban las dos esculturas de culto arcaicas. El primero custodiaba la Atenea Polias que, antiguamente, se había cobijado en el templo del mismo nombre, destruido por los persas.

Además, diversas representaciones de la diosa se podían ver en la Acrópolis. Entre todas ellas, destacaban las dos estatuas colosales realizadas por Fidias. La Atenea Promacos que recibía a los visitantes, justo frente a la entrada. Y la Atenea Partenos, la gigantesca ofrenda votiva para la que fue edificado el Partenón. Casi a la entrada de la Acrópolis de Atenas, junto a la Calcoteca, se encontraba el santuario de Artemis Brauronia. A pesar de que su templo principal se hallaba en Brauron, a unos 30 kilómetros de Atenas, buena parte de la información relativa a su culto proviene de Acrópolis.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Antigüedad, Exposiciones, Grecia, Museos, Noticias, Novedades, Restos arqueológicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s