Romanos y japoneses

Fuente: blogs.antena3.com

Romanos y japoneses… Parece una combinación imposible, pero nada lo es para la fértil imaginación de la industria del manga. Mari Yamazaki, una dibujante japonesa de perfil internacional que ha residido en Italia y Portugal, entre otros países, sorprendió a propios y extraños cuando en el año 2008 publicó el primer tomo de Thermae Romae, un manga que mezcla los antiguos romanos con los actuales japoneses

En la portada de este manga destaca la figura de una estatua clásica romana de un hombre que, curiosamente, lleva una toalla al hombro y un cuenco de madera en la mano, dos instrumentos típicos de los baños japoneses. Cuando vi este manga en una librería japonesa, antes del boom, no pude evitar comprarlo porque me llamaba poderosamente la atención (leer aquí la reseña que hice en su momento: http://www.mangaland.es/2010/02/thermae/).Pocos meses después, el manga empezaba a despuntar y a convertirse en todo un éxito de ventas (más de 8 millones de unidades vendidas hasta el momento) y crítica (obtuvo prestigiosos premios como el Gran Premio Manga (Manga Taishô) y el Premio Cultural Osamu Tezuka).
La historia nos lleva a la antigua Roma, donde un arquitecto romano llamado Lucius se mete en una terma romana y, no se sabe por qué ni como, cae por un agujero y aparece en unos baños del Japón contemporáneo. Lucius alucina con la tecnología y las costumbres de la “tribu de los caraplana”, como él los llama, antes de volver a Roma. A partir de entonces, el personaje irá protagonizando un viaje tras otro a los dominios de los “caraplana” y conociendo mejor, de la forma más jocosa posible, su cultura alrededor del baño.

Y es que los japoneses, al igual que los romanos en su tiempo, saben disfrutar del placer de un buen baño. Desde sencillas bañeras hasta los baños más high tech de las casas privadas, con mando a distancia, regulación de temperatura automática y efecto jacuzzi; desde humildes casas de baño de barrio a exclusivos resorts termales de lujo, la cultura del baño está más que arraigada en Japón. Y este manga compara, de la forma más jocosa posible, dos culturas tan distintas geográfica y temporalmente como la romana y la japonesa alrededor de uno de sus puntos en común: el placer de un buen baño.

El boom de Thermae Romae siguió durante todo 2009, 2010 y 2011, hasta que definitivamente ha explotado en este 2012, primero con la emisión en Fuji TV de una miniserie de anime de 6 episodios en enero y después con el estreno este verano de la película de imagen real, que ha conseguido un enorme éxito de taquilla y se ha encaramado al primer puesto del ranking de popularidad de los cines nipones. Sin duda, resulta gracioso, y bien raro, ver a actores japoneses encarnar a ciudadanos de la antigua Roma… Como se puede ver en el tráiler que adjuntamos.

El manga de Thermae Romae ha sido licenciado en España por Norma Editorial (y yo tendré el placer de realizar su traducción) y el lanzamiento de su primer tomo (de 4, de momento) está previsto para abril de 2013. Todavía faltan unos meses, que se harán muy largos, pero estoy seguro de que la espera no defraudará.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Antigüedad, Autores, Cómic, Curiosidades, Libros, Novedades, Roma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s