El pueblo carthaginés invoca esta noche a Tanit durante la celebración del Oráculo

Fuente: laopiniondemurcia.es

La princesa Himilce acudirá ante la diosa para saber qué suerte correrá su amado y si volverá a verlo con vida

El escenario de la explanada de Héroes de Cavite se convierte esta noche en el templo de Tanit, donde el pueblo carthaginés invocará a la diosa pidiéndole sus deseos. Bajo el guión de la fallecida Rosa Juaneda y con las pequeñas variaciones que hace tres años introdujo Juan Alberti, el Oráculo contará con una amplia representación de las tropas del general Aníbal que arroparán a los actores durante los cuarenta y cinco minutos que durará el acto. El pueblo acudirá al templo para invocar a Tanit, diosa de la felicidad y el bienestar.

El acto, que recrea un rito antiguo, comenzará con las oraciones de cuatro sacerdotistas que invocarán al cielo, a la tierra, al mar, a Tanit y al dios Baal. Minutos después tres personajes del pueblo carthaginés, Dymos, Dakarys y Bonqart entrarán al templo comentando la marcha del general Aníbal, de quien no tienen noticias desde hace meses. El númeroso gentío que poco a poco va llegando a la estancia hará que estos tres personajes se retiren. A su llegada al templo, todos comentan la marcha de Aníbal y la preocupación de su esposa por la suerte del general.
Con la entrada de la pitonisa –personaje a través del que la diosa Tanit se manifiesta– y del sumo sacerdote comenzarán las alegorías.
El primero en presentarse ante la diosa es un anciano, un agricultor que sólo tiene un hijo y que acude a pedir ayuda a Tanit. En segundo lugar, acudirá un guerrero preocupado por su futuro. Quiere saber si acudirá a la guerra y luchará junto a su general Aníbal. Y, en último lugar, se presentará ante la diosa una mujer que lleva varios años casada. Su marido es una buena persona y ambos ansían tener un hijo. La pitonisa les transmitirá los augurios de Tanit.

En medio de la multitud, se hace paso la princesa Himilce, quien se presenta ante la diosa acompañada por una sirvienta y por su aya. La princesa Himilce ha tenido un sueño y está preocupada por su general. Aníbal ha marchado a Sagunto para luchar contra los romanos con el fin de reconquistar la ciudad. Himilce teme por su vida y acude temorosa ante Tanit. La diosa lleva un velo que Aníbal ha enviado desde África para tranquilizar a la princesa.

Una vez hecha su invocación, la pitonisa le transmite el mensaje de Tanit que logra calmar su angustia a Himilce. La diosa le advierte de que Qart Hadast resurgirá y que su marido, el general Aníbal, volverá vivo junto a su esposa.

Sin embargo, también le advierte de que el fiero guerrero carthaginés no debe volver a marcharse de su ciudad y que su hijo no le sucederá como general.

Participarán en la representación del Oráculo de Tanit más de una veintena de actores y cerca de medio millar de guerreros, entre los representantes de las tropas carthaginesas. La belleza de Himilce, el amor a su general y la fe del pueblo carthaginés en los augurios de la diosa Tanit protagonizan esta representación que se caracteriza por su gran belleza y sencillez. El público podrá seguirla desde las gradas instaladas frente al escenario situado en la explanada del puerto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actores, Actualidad, Antigüedad, Fiestas romanas, Hispania Romana, Historia, Imperio Romano, Mediterráneo, Personajes, Recreaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s