Libros

En esta sección me gustaría hablar de los libros que he leído para que la gente los conozca, puesto que mi temática preferida, Grecia y Roma, no es la más popular actualmente.

Pretendo atraer a la gente hacia la novela histórica, pues es un género con el que se aprende a través de su faceta de entretenimiento. No siempre hay que creer todo lo que se lee, pero por eso es novela histórica y no historia o historiografía en sí misma.

Espero animaros a leer alguno de los libros que iré proponiendo, e intentaré ser lo más objetiva posible y no dejarme llevar por mis propias opiniones sobre el tema o mis sentimientos hacia algunos personajes.

Africanus, el hijo del cónsul

Voy a comenzar reseñando este libro, “Africanus, el hijo del cónsul” de Santiago Posteguillo. Es el primero de una trilogía, y la verdad es que consigue su función: enganchar al lector y hacer que se meta en la obra para acabar leyendo los otros dos libros.

Esta saga tiene como protagonista principal a Publio Cornelio Escipión, más tarde llamado el ‘Africano’, porque fue el que consiguió derrotar a Aníbal, el general cartaginés que puso en jaque a Roma y todo lo que Roma significaba.

El libro comienza con el nacimiento de Publio y nos introduce en la Roma del siglo III a. C. desde todos los puntos de vista: la vida familiar de los patricios romanos, la religión romana, los inicios del teatro en Roma, y por supuesto, la guerra y la vida en las legiones. Publio no es el único protagonista, pues el otro gran personaje es Aníbal, su opuesto, quien aparece retratado como un magnífico general y estratega, sediento de venganza pero moderado en sus pasiones, pues muestra paciencia a la hora de llevar a cabo su plan.

La lectura es bastante rápida y engancha, sin caer en las largas y pesadas descripciones sobre una batalla, sino que el autor ha sabido dosificar y mezclar las partes menos atractivas de una batalla con la intriga de lo que ellas representan. La historia y el resultado de las batallas yo ya las conocía, y sin embargo Posteguillo ha logrado crear impaciencia y tensión en torno a las luchas. Hay más personajes, como el 5 veces cónsul Fabio Máximo, los hermanos de Aníbal Asdrúbal y Magón, y el escritor de teatro romano Plauto. Todos ellos aparecen en la obra en su posición, con sus historias perfectamente entrelazadas y cosidas en la trama principal.

En definitiva, es una novela que recrea un tiempo en el que Roma no estuvo tan segura sobre su supervivencia y en el que quizá temiera por el destino que parecía iba a padecer. Es la lucha de dos potencias por la hegemonía en el Mediterráneo contada desde el punto de vista de ambas y en la que se decidió el destino de la civilización occidental, lo que hoy somos.

Las Legiones Malditas

Es la segunda novela de la trilogía que comenzaba con Africanus, el hijo del cónsul, de Santiago Posteguillo.

Tras la primera parte en la que la guerra de Roma y Cartago era la trama principal, llega este libro en el que Escipión ha crecido, madurado, y ya no tiene tantos rasgos heroicos como antes, sino que a partir de ahora nos vamos a encontrar con la otra cara del personaje, con sus sombras e incluso con los errores. Aníbal, por otra parte, pasa a un segundo plano, en el que también nos lo caracteriza el autor como un hombre ya entrado en años, cansado de la larga guerra y solo.

Escipión, sin embargo, tiene en Roma a su peor enemigo, Quinto Fabio Máximo, que consigue asignarle las dos legiones que huyeron tras la derrota de Cannas en el año 216 a. C. y que estaban olvidadas y desterradas en Sicilia. Escipión convence al senado de que la victoria contra Cartago llegará si la guerra se lleva a África, pero no consigue un ejército para tal fin, sino que se le asignan estas dos legiones, que tras 11 años de destierro han perdido toda esperanza y disciplina. La labor del joven consistirá en devolver el honor a las que un día fueron legiones de Roma, y que mejor forma que derrotando al invencible, hasta ahora, Aníbal Barca.

La novela culmina con la narración y magistral descripción de la batalla de Zama en el 202 a. C., en la que se decide el destino del mundo. Es una batalla épica de la que todo el mundo conoce el desenlace; sin embargo, Posteguillo crea una intriga mediante una rápida narración que sobrecoge al lector y que provoca deseos ansiosos de llegar y descubrir el final.

En mi opinión, es una buena novela romana que estoy segura que llegará a su fin con la tercera entrega de forma absolutamente genial.

La traición de Roma

Este libro es el final de la trilogía de Santiago Posteguillo, y como tal, da lo que se espera de él. Es el mejor final que podía esperarse y además contado de una forma lo más objetiva posible.

No sólo es el fin de la trilogía, sino que también es el fin de los dos grandes protagonistas de esta historia: Escipión y Aníbal. Ambos están conectados hasta el final de sus días y así se dan cuenta ellos mismos. La palabra ‘traición’ está presente en toda la novela, y aunque el título haga referencia a Roma, Posteguillo nos hace ver de una forma muy sutil que podemos encontrarnos la traición en cualquier momento y lugar de nuestra vida.

Los demás personajes también avanzan, y de la misma forma que acaba la era Escipión, comienza una nueva era con nuevas generaciones que los amantes de historia de Roma conocemos bien: los Sempronios, Plauto, y todas las demás familias que darán lugar al siguiente episodio de la historia de la Urbe: la lucha por ser el primer hombre de Roma.

En mi opinión, esta trilogía es muy buena y si alguien quiere empaparse de verdad en la vida de los romanos, o entender como funcionaba su mente, su política, el ejército o la familia, los tres libros son una gran ayuda para ello.

Pompeya

‘Pompeya’ de Robert Harris es un libro que llevaba unos 5 años en mi estantería y que nunca había conseguido terminar de leer. Es una novela bastante lenta, a mi parecer, para abarcar solamente un par de días antes de la erupción del Vesubio, pero lo cierto es que cuando se coge con ganas puede resultar más entretenida y conmovedora de lo que en principio parece.

El protagonista es el aguador Marco Atilio, que procede de una familia de arquitectos y constructores de acueductos, y que tiene como misión reparar los fallos que en principio parece tener el Aqua Augusta, el acueducto que abastece Pompeya, Herculano y toda la costa de Nápoles.

La erupción del Vesubio que tuvo lugar el 24 de agosto del año 79 d. C. es una temática por todos conocida, pero que Robert Harris ha sabido contar desde el punto de vista de unas personas que estaban en Pompeya en ese preciso momento. Y aunque Pompeya queda sepultada ya al final de la obra, yo, que en ninguno de los anteriores intentos de leerla había llegado hasta allí, me emocioné y al mismo tiempo me sobrecogí imaginando lo que eso pudo llegar a ser y el sufrimiento que la naturaleza puede llegar a causar.

Y desde otro punto de vista, ‘Pompeya’ es también una novela histórica que recrea y nos muestra cómo funcionan tanto las ciudades como los gobiernos provinciales que no estamos acostumbrados a ver, pues normalmente el modelo de la novela suele ser Roma.

El último vino

Es una novela de Mary Renault, y los aficionados a la novela histórica ya sabemos lo que eso significa: obras perfectamente documentadas, diálogos bien imaginados, personajes bien definidos, y sobre todo diversión. Esta obra es la primera de las novelas históricas de Renault, y es un preámbulo de su carrera como escritora del género grecolatino.

El protagonista es Alexias de Atenas, hijo de Mirón, que cuenta su historia en primera persona, historia que tiene lugar en una época de la que todo el mundo ha oído hablar pero que pocos se han atrevido a retratar. Es la decadencia de Atenas tras el esplendor de la época de Pericles, narrado por un personaje ficticio amigo de Sócrates, Jenofonte, Alcibíades o Platón, corredor en los Juegos Ístmicos, jinete de la caballería de la Ciudad, o uno de los que acabaron con la tiranía de los Treinta.

La novela histórica griega es menos común que la romana pero no por ello peor, y este libro es buena muestra de ello. El mundo que Renault recrea es un mundo genial, maravilloso, tal y como nos imaginamos que debía ser la Grecia de entonces, con unos personajes que se acercan tanto a lo real que sus sentimientos son palpables, y no hay otro sentimiento más ensalzado en este libro que la amistad, la amistad en tiempos de guerra, de hambre, de soledad y de dificultades.

Lesbia mía

Esta pequeña novela de Antonio Priante me ha dejado totalmente desconcertada. La mezcla de tantos sentimientos a la vez hace que mi cabeza no sepa decidirse por la temática principal: el amor, la política, los sentimientos del alma humana, los valores romanos… Al final creo que me decido por todo junto.

En forma de cartas y pequeños diálogos, el autor nos presenta los últimos años de la Roma republicana, una Roma que está viviendo unos tiempos agitados y en la que viven personajes tan dispares como César, Catulo, Cicerón o Clodia. Todos conocemos estos personajes, y quizá, lo que más merece la pena de esta obra es que nos presenta a unos romanos totalmente diferentes. No es el César brillante, altivo y seguro de si mismo, sino un César que en ocasiones se siente inseguro y que también tiene sentimientos. No es un Catulo prepotente y a la vez poeta sin par, sino una persona infeliz, triste y agotada por el sufrimiento. Y no es una Clodia insensible, extravagante o promiscua, sino una mujer que no sabe lo que quiere, cansada de su condición de mujer en un mundo de hombres y que elige una vida fuera de las tradiciones romanas porque se ve destruida.

Es una novela breve pero intensa, en la que la vida de los protagonistas corre inexorablemente  hacia su fin, al mismo tiempo que llega también a su fin la República. Es un punto de vista diferente de una época muy retratada y sobre la que se ha escrito mucho y que a mí, personalmente, me ha impactado.

Los Idus de Marzo

Una vez un profesor mío me dijo que este era uno de los mejores libros que había leído nunca, y siempre me lo han recomendado. Me sorprende cómo una novela de 1948 ha llegado a nuestros días con esta fama y rodeada de tanta admiración.

Su autor es Thornton Wilder, y a pesar de que la palabra idus en latín es femenino y en nuestro título aparezca como masculino, es una obra que al principio no conseguía engancharme pero que al final me tuvo pendiente a todas horas. Se desarrolla en el final de la República, meses antes del asesinado de Julio César, por lo que no es una temática desconocida ni mucho menos. Sin embargo, habiendo leído mucho sobre esta época ya, he aprendido que nunca es tarde para imaginar una perspectiva nueva sobre el mismo tema, una personalidad nueva de un personaje ya conocido y analizado, u otra visión más de la misma historia.

Si a todo esto le añadimos la forma en que está escrita la novela – son cartas de los protagonistas de la época y anotaciones – nos encontramos un conjunto casi perfecto y nuevo para mí, puesto que de verdad afirmo que había cosas que daba por hechas y que Wilder ha sabido descolocar para desconcertarme y animarme a no pensar que sobre los últimos días de la República romana está todo escrito, dicho o pensado. Y eso que fue escrita en 1948. Vais a conocer a un nuevo César, a una nueva Cleopatra, a un nuevo Cicerón, a una nueva Clodia.

8 Respuestas a “Libros

  1. augustbecker

    Antonio Priante, el autor de “Lesbia mía” te da las gracias por tus palabras. Y, por si quieres saber saber algo más de él, te paso estos enlaces
    http://www.culturamas.es/blog/2010/12/25/antonio-priante/
    http://www.culturamas.es/blog/2011/02/04/antonio-priante-ii/

  2. Jessica

    Hola soy Jessica. Este año comienzo el primer curso de Grado en Filología Clásica y me interesa mucho leer novelas relacionadas con este tema. Le escribo para darle las gracias por las reseñas de estos fantásticos libros porque no tenía conocimiento de libros de este tipo. Por último quería felicitarle por su blog, es muy interesante. Saludos.

  3. Q

    No se si conocerás a José Luís Núñez Alonso. Si supiera con certeza que desconoces su obra te lo recomendaría vivamente. Su personaje “Benasur de Judea” me parece una de las personalidades de ficción mas interesantes que he conocido. Un “diletante” judio en la Roma del primer imperio. Navarca Magnífico siete veces, lazo de púrpura del Imperio, Beso del César, recorre el Mar Interior y más allá acuciado por dos obsesiones que le devoran: destruir Roma y recuperar treinta denarios de plata manchados de sangre. Gades, Atenas, Roma, Alejandría, Onoba, por supuesto Jerusalem, e incluso las ardientes arenas de Garama son los escenarios en que se desenvuelven sus aventuras. La construcción del personaje me parece magistral, no en balde ganó,. la primera novela de la pentalogía, el Premio Nacional de Literatura allá por los cincuenta. Su antagonista, Mileto, da el contrapunto a la personalidad poderosa y arrogante del inicial Benasur. Sus aventuras amorosas destruyen y rehacen reinos e imperios. Intrigas políticas y financieras, guerras, divagaciones sobre el arte y la cultura clásica, un mundo refinado y a la vez grotesco. Todo ello escrito en un delicioso español. Realmente es difícil obtener la obra completa; yo tras haber tomado prestada la de mi padre, pude adquirirla, tras muchos años de búsqueda en las librerías de viejo que se anuncian en internet. La primera novela se llama “El Lazo de Púrpura”. Lo dicho. Te la recomiendo encarecidamente.
    (por cierto, me ha atrevido a escribir esta nota porque, aprovechando mi primera lectura en español de Luciano, las demás lecturas del cínico burlón fueron en inglés, y buscando referencias en la web me encontré con tu blog. Espero que no te moleste. Un saludo)

    Q.

    • Estimado lector, no sabes cómo me alegra que me hayas recordado ese autor, ya que me lo habían recomendado muchas veces a lo largo de la carrera, pero por unas cosas u otras, había quedado olvidado en mi memoria. Queda apuntado, así que no volverá a pasar. De todas formas, cuando me lo recomendaron ya me dijeron que estaba descatalogado hacía años, así que tendré que revolver para encontrarlo, aunque tengo una ligera idea de quién me lo puede prestar.
      Siempre es un placer que haya lectores, así que te animo a seguir leyéndome y a seguir comentando y recomendando, pues os lo agradezco mucho a todos.

    • Yo me he leído los cuatro primeros libros y medio de la saga Benasur, y la verdad es que me han encantado, aunque, eso sí, cada vez más y más se va poniendo muy pesado con el cristianismo. Todos acaban convirtiéndose al cristianismo y pone a los cristianos como santos y al resto como pecadores, lo que me parece bastante alejado de la realidad.
      Los libros de Colleen Mccoullough, ya que hablamos de novela histórica, están bastante bien, super bien documentados. Tratan sobre la época pre imperial, Cayo Mario, Sila, Julio César…
      Otro libro que es genial es del Juliano del Apóstata, de Gore Vidal, un pedazo de libro, y del mismo autor, ” creación”, un viaje por la Grecia, Persia y China del siglo V antes de nuestra era. Donde aparece Sócrates, Zoroastro, Buda…

  4. Araceli

    Querida Elena,
    he leído el fin de semana pasado “El expediente H.” de Ismaíl Kadaré. Si no lo conoces, te lo recomiendo vivamente. Es un librito precioso editado por Alianza. Los protagonistas son (con otros nombres) Milman Parry y su discípulo Albert Lord. A mí me parece que sería una película preciosa si se llevara al cine. Me pareció una idea genial abordar la aventura de estos dos investigadores. De hecho, será una recomendación que haga a mis alumnos en cuanto tenga ocasión de hacerlo…
    Si lo lees, ¡ya me contarás!
    Araceli

    • Araceli, te agradecería mucho que hicieras una reseña de ese libro para publicarla aquí, en el blog. En la asignatura “Tradición Clásica” que estuve a punto de cursar una vez, era la primera lectura que nos mandaron, y Emilio Crespo, en las primeras clases de traducción de Homero, nos lo recomendó también. Si te animas a reseñarlo, ya sabes cómo encontrarme porque tienes mi correo y todo lo necesario.
      Gracias, como siempre, por escribir por aquí 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s